Publicado: 5 de Noviembre de 2018

Muchas veces queremos tomar la decisión de acelerar más, aún sobrepasando la velocidad, con el fin de llegar antes a nuestro destino, o quizá por sobrevalorar nuestra capacidad de reacción y destreza, pero no nos damos cuenta de que ponemos con ello, el riesgo y peligro de atentar con nuestra vida y con la de los demás.. 

Un simple WhatsApp, nuestra canción favorita a volúmenes más que elevados, una mirada a la persona que llevamos al lado, un cigarro que ya tenemos ganas de fumar.. éste tipo de acciones nos pueden costar la vida en tan solo segundos.. así que, siendo sinceros, todo esto puede esperar, la vida no. 

https://www.youtube.com/watch?v=lV-3cGpW1ug