Tel: 91 356 20 18 -

La conducción del coche eléctrico

La conducción del coche eléctrico

¿Cómo afectará la implantación del coche eléctrico a la conducción? ¿Encontraremos ofertas de autoescuelas en el barrio de Salamanca para aprender a conducir un coche eléctrico, en lugar de los habituales vehículos con motor de explosión?

Hasta ahora, realizábamos la conducción únicamente con coches que tenían motor de explosión. La forma de conducir con uno de estos vehículos la conocemos de sobra: al cambiar las marchas hay que presionar el embrague para que la fuerza del motor no se transmita a las ruedas y el coche no se cale. En estos cambios de marchas se producen los típicos tirones, cuya gravedad depende de la pericia del conductor para manejar la palanca de cambios.

En un coche eléctrico no hay caja de cambios, por lo que no hay que cambiar marchas y no se producen esos tirones, lo que sin duda será un alivio para los profesores que estén realizando ofertas en autoescuelas en el barrio de Salamanca, pues sus alumnos tampoco tendrán ese problema.

Otro punto importante es el frenado. En un vehículo de combustión hay que frenar para desacelerar el coche, sobre todo a alta velocidad. A más frenados, más desgaste de pastillas y discos y, por tanto, más gastos de mantenimiento. En un coche eléctrico es más fácil reducir la velocidad sin pisar el freno, además de que al frenar o desacelerar la energía generada sirve para alimentar la batería del coche, por lo que la autonomía del mismo aumenta.

Al arrancar también hay grandes diferencias, sobre todo con los coches manuales, ya que el par instantáneo hace que las salidas en parado, como por ejemplo en un stop, sean mucho más rápidas y seguras.

En Autoescuela Lealtad siempre hemos estado pendientes de los últimos cambios en conducción y seguridad vial para ofrecerte el mejor servicio, y así seguirá siendo.

haz clic para copiar mailmail copiado